Connect with us

LPFF (Liga F)

Las árbitras se plantan y el inicio de la Liga peligra

En la noche de ayer todo saltaba por los aires cuando las arbitras de Primera División Femenina sacaban un comunicado a través de la RFEF donde manifestaban que decidían no arbitrar los partidos de este fin de semana ante la falta de acuerdo de los organismos para establecer su salario. Cabe recordar que las arbitras de la Liga F todavía no están reguladas de manera profesional y sus sueldos son sumamente inferiores con respecto a la tarifa de los árbitros profesionales.

“Las árbitras y árbitras asistentes de Primera División Femenina deseamos comunicar nuestra decisión unánime de no dirigir ningún encuentro del Campeonato Nacional de la Primera División en las condiciones actuales de indefinición de nuestra situación laboral y económica”, así comenzaba el texto que publicaban desde el CTA.

A los pocos minutos la Liga F sacaba un comunicado respondiendo a las palabras de las árbitras y señalando a un principal culpable: “La profesionalización del deporte femenino vuelve, lamentablemente, a vivir un nuevo episodio de bochorno, nuevamente liderado por el Presidente de la RFEF, Luis Rubiales, que de nuevo vuelve a utilizar a la mujer como ariete para conseguir su único objetivo, destruir el fútbol femenino español e impedir que el fútbol profesional femenino crezca de la manera que lo está haciendo”.

Este asunto vuelve a demostrar las grandes discrepancias que existen entre los dos máximos organismos que regulan el fútbol femenino en España. Cabe recordar que la última decisión acerca del salario de las árbitras está en manos del CSD por la falta de acuerdo de ambas partes. Sin embargo el CSD no tiene competencias legales para dictaminar cifras, por lo que las partes se tendrán que poner de acuerdo. Las árbitras, que han visto como una nueva Liga iba a comenzar sin ver el asunto cerrado, han decido plantarse y no arbitrar.

CONSECUENCIAS Y CANTIDADES

En el mismo comunicado la Liga F asegura que “la LPFF trasladó hace dos días una importante propuesta a los representantes de la RFEF, por la cual el equipo arbitral pasaría a cuadruplicar sus emolumentos”. Pero la LPFF asegura que nunca obtuvieron respuesta de la RFEF y por ello instan a las árbitras “a sentarse directamente con la LPFF para que puedan conocer de primera mano la oferta y continuar las negociaciones”.

Las cifras que habría ofrecido la Liga serían de 1.650 euros para las árbitras y de 850 para las asistentes. mientras que la REFE estaría solicitando 21.000 euros por partido destinados a gastos de gestión y sueldo de las colegiadas, siendo la RFEF la que decidiese como se repartiría entre ambos conceptos el dinero. La LPFF argumenta que dichas cantidades son inasumibles para muchos clubes de Primera División.

Por ello el CSD instará a llegar a un acuerdo a RFEF y LPFF, pero esta decisión tendrá que ser a contrarreloj pues la primera jornada se juega mañana mismo. La Liga junto con el comunicado sacó también las asignaciones arbitrales para la primera jornada como si nada de esto estuviese sucediendo.

Y es que cabe la posibilidad de que si la jornada continúa y las árbitras no se presentan puedan ser sancionadas por la LPFF. Así lo recordaba el su comunicado: “La función arbitral es una función pública delegada, por lo que, si por cualquier motivo la jornada no llegara a disputarse, desde la LPFF y sus Clubes se iniciarán todas las acciones legales, disciplinarias y de daños y perjuicios, contra todos aquellos y aquellas que incumplieran sus funciones o hubieran participado o instigado a tal incumplimiento”.

Las árbitras carecen de contrato laboral con la RFEF y con el CTA por lo que no tienen derecho a ir a la huelga como colectivo, así que la decisión corresponde de manera personal a cada una de las colegiadas y asistentes. Por lo que las sanciones que pudiesen disponerse recaerían directamente sobre las figuras de estas.

Lo que queda más que evidenciado en este conflicto es que una vez más entes externos a las jugadoras y a las colegiadas están ensuciando la figura del fútbol femenino español y entorpeciendo el funcionamiento de una Liga que no para de crecer a nivel deportivo.

Habrá que esperar a ver como se desenvuelve este asunto en un tiempo límite de 24 horas y si finalmente la Liga F da comienzo este fin de semana. Todo esta ya preparado para ello y DAZN y Gol han anunciado cuáles serán los partidos en abierto y cuáles a través de la OTT. Si la Liga se paralizase habría que ver que consecuencias tendría eso también con las operadoras que compraron los derechos de televisión.

El CSD, de momento, se ha pronunciado respaldando a las árbitras e instando a nuevas reuniones la semana que viene para resolver de una vez por todas el problema. “Van a contar con todo el respaldo del CSD para mejorar sus condiciones actuales, aumentar su salario y ser reconocidas profesionalmente”, ha expresado José Manuel Franco, presidente del CSD.

Ahora la pelota está en el tejado de las árbitras que tendrán que decidir si dan por buenas las palabras de José Manuel Franco y arbitran este fin de semana a la espera de una resolución futura o si siguen con la iniciativa de no arbitrar.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in LPFF (Liga F)

WordPress Cookie Notice by Real Cookie Banner
A %d blogueros les gusta esto: