Connect with us

Atlético de Madrid

Luis Suárez se despidió del Metropolitano siendo leyenda

El Wanda Metropolitano vivió anoche un final de temporada en casa triste. No por el empate, o por el juego. Porque se despedía a un jugador que en dos años se ha ganado el corazón de todos los rojiblancos: se despedía Luis Suárez.

Lo que era un secreto a voces lo confirmo el Atleti, cuando horas antes del partido, confirmó que habría un homenaje para el uruguayo, y otro para Herrera, que también abandona la disciplina rojiblanca. Luis Suárez no iba a renovar, y ayer se ponía fin, en el Metropolitano, a una historia que ha pasado del odio al amor en apenas dos años.

De mandar callar a la grada, a celebrar los goles de rojiblanco

Pocos, o quizás muchos, se acordarán del empate en el Metropolitano entre Atlético de Madrid y Barcelona, en el año en el que el conjunto rojiblanco inauguraba casa.

Saúl adelantó al conjunto rojiblanco con un golazo desde fuera del área, y el Atleti las tuvo de todos los colores para marcar. Pues el tanto del empate sería obra de Luis Suárez, en el 82, haciendo un gesto que encendió a la grada: mandó callar a los aficionados rojiblancos.

Además de aquel gesto, que para algunos fue la gota que colmó el vaso, mientras que el delantero uruguayo vistió la camiseta azulgrana, no fueron pocos los goles que metió al equipo madrileño. Tenerle de rival es un quebradero de cabeza para cualquiera, y el Atleti le ha sufrido muchísimas veces.

Pero quién le iba a decir a él, al club y a los aficionados, que sus caminos se cruzarían en el verano de 2020. Tras la debacle del 2-8 frente al Bayern, en can Barça quedaron señalados varios pesos pesados. Entre ellos, Suárez. Desde la dirección deportiva se le comunicó que no se contaba con él, que debía buscarse equipo y salir.

Añadido a la debacle, se creyó que el uruguayo ya no estaba físicamente para jugar en el Barcelona, ya que tuvo varios problemas de rodilla a lo largo de la última temporada, donde tan solo disputó un total de 36 partidos, logrando ver puerta en 21 ocasiones.

Tras un fichaje frustrado por la Juve, el Atleti fue con todo a por el uruguayo. Y se lo llevó. Le ofreció un contrato de dos años, y se hizo con los servicios de uno de los mejores nueves de la última década. Un fichaje que trajo debate, porque no eran pocos los seguidores rojiblancos que estaban dudosos, por la edad, el estado físico, y el lado sentimental también afectó.

Pero ya en su presentación Luis Suárez se ganó un pedacito de corazón de la afición rojiblanca. Visitó Territorio Atleti en su presentación, y en un muro que el club pintó con todos los títulos rojiblancos, el uruguayo dijo: “Hagánme un espacio acá, porque quiero hacer historia”.

Debutó ante el Granada, en la jornada 3 de la Liga, en la primera para los rojiblancos, y logró un doblete. La temporada 20-21 acababa de empezar para el uruguayo.

21 goles que dieron La Liga 7 años después

El doblete ante el Granada significó los primeros dos goles de los veintiuno que “El pistolero” acabaría anotando al final de la campaña. Granada, Celta de Vigo, Betis, Cádiz, Elche, Getafe, Alavés, Eibar, Valencia, Real Madrid, Athletic Club, Osasuna y Valladolid fueron los verdugos del uruguayo durante la temporada.

Los goles ante Alavés y Eibar fueron ambos en los minutos finales, para dar una victoria agónica a los rojiblancos. Y los goles para el recuerdo de todo aficionado rojiblanco, son los logrados ante Osasuna y Valladolid.

Cuando el zaguero rojiblanco pasaba por problemas para ver puerta, Simeone advirtió que en las últimas jornadas, se entraba en la “Zona Suárez”. Y es que la “Zona Suárez” valió una Liga tras siete años sin levantarla.

El Atleti iba empatando el encuentro ante Osasuna, en el que los rojillos se adelantaron en el marcador quedando apenas quince minutos. Un gol de Lodi en el 82 puso las tablas en el marcador, y el Atleti se lanzó al ataque. En el 88, subió Carrasco por la derecha, y centró el balón al punto de penalti, donde esperaba Luis Suárez para rematar, y dar el triunfo a los suyos, y mantener más vivas que nunca las opciones de llevarse la Liga, cuando todo parecía perdido.

Seis días después, Luis Suárez escribiría esa página que tanto deseaba escribir en la historia del Atleti. En Pucela, el Atleti comenzó perdiendo gracias al tanto de Óscar Plano, y un tanto de Correa igualó la contienda. En el 66, Sergi Guardiola cometió el error de darle un pase directo al uruguayo, que encaró la portería y no falló, adelantando a los suyos.

Finalmente ese gol de Luis Suárez valdría una Liga. Valdría la décimo primera Liga de los rojiblancos, valdría levantar una liga siete años después. La imagen más llamativa del encuentro, fue ver a un Suárez llorando a lágrima viva, por todo lo que había pasado durante el año, desde su dolorosa salida de Barcelona, hasta el gol en Pucela aquel 22 de mayo de 2021.

Fuente: Getty Images

Un segundo año complicado

Pero el segundo año de Luis Suárez no ha sido, ni mucho menos, como el primero. El uruguayo no ha pasado por el año deseado, aquejado de problemas físicos y falta de ritmo, además de los malos momentos que ha atravesado el equipo en general.

A pesar de que comenzó la temporada metiendo goles (7 goles en 10 partidos, contando la Champions), poco a poco el jugador uruguayo fue desapareciendo, y le iba costando más entrar en los onces, y en general, cuando jugaba, crear ocasiones de peligro.

Este año se ha podido ver que el estado físico del uruguayo no le ha permitido competir como debería, y le han ido adelantando en el 11 jugadores como Griezmann o Cunha. Fue significativo, cuanto menos, cuando en la jornada 18, en el duelo que enfrentaba a los colchoneros frente al Sevilla en el Pizjuan, se fue enfadado del campo cuando Simeone decidió prescindir de él.

El propio Simeone admitió en rueda de prensa que por noviembre-diciembre, hubo una conversación con él, donde quedó todo hablado. Desde entonces, se empezó a pensar en la opción de que el atacante rojiblanco podría no renovar, y dejar el club a final de temporada. Durante esta segunda mitad de campaña, ha habido tramos donde se ha podido ver a un Luis Suárez desesperado, al que no le salía nada. Y es cierto, que no ha tenido el olfato goleador que le ha caracterizado siempre, y ha perdonado ocasiones impropias de él.

Aún así, y a falta de un partido, Luis Suárez ha logrado 13 goles contando todas las competiciones, y ha disputado 44 partidos. En Elche pudo haber marcado su gol número 14, pero fue anulado por un fuera de juego que deja serias dudas. Su último gol en Liga, fue al Deportivo Alavés el pasado 2 de abril, de penalti.

Fuente: Getty Images

Una despedida entre lágrimas

La noche de ayer, como hemos dicho, fue la noche en la que Luis Alberto Suárez se despidió, definitivamente, del Metropolitano. Saliendo de titular ante el Sevilla, y dejando ocasiones claras para marcar.

Simeone le sustituyó en el 65, dándole su momento. El Metropolitano le despidió con una sonora ovación, y desplegando una pancarta en el fondo sur: “Gracias Lucho por hacernos campeones”. Un Lucho visiblemente emocionado, devolvió los aplausos a la grada; cuando llegó al banquillo, se tapó la cara con la sudadera, y se le pudo ver llorando.

Pero la noche no acabó ahí. Al termino del partido, sus compañeros le recibieron con un pasillo, y bajaron al césped su mujer y sus hijos. Agradeció a todos los aficionados, a sus compañeros, al cuerpo técnico… Y dejó claro que allá donde vaya, habrá siempre un seguidor del Atlético de Madrid.

El Atleti le abrió las puertas en un momento complicado, y él aprovechó esa ocasión. Las lágrimas no faltaron en una despedida que, aunque se podía imaginar, no deja de doler a más de un aficionado. Unos aficionados que piden que el club haga una excepción, y no cuente los 18 partidos (17 si juega en Anoeta) que le faltan al uruguayo para los 100 partidos, y le pongan una placa en el Paseo de Leyendas del Metropolitano.

Un Luis Suárez que abandona el Atlético de Madrid con 82 partidos (83 si juega el próximo domingo), 34 goles y 6 asistencias. Un Luis Suárez que abandona el Atlético de Madrid siendo querido por la gente, siendo leyenda, 1 año y 8 meses después de firmar por el club rojiblanco.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in Atlético de Madrid

WordPress Cookie Notice by Real Cookie Banner
A %d blogueros les gusta esto: