Connect with us

FC Barcelona

Dominio culé en un clásico colorido

El clásico acaba con 0-4 para el Barça, que se acerca poco a poco al líder y desde que está Xavi ya es ‘primero’ en su liga particular.

El Real Madrid y el Barcelona se enfrentaban en la jornada 29 de LaLiga Santander. Un clásico no tan clásico con la nueva camiseta del Madrid por el 120 aniversario, negra, y la ‘senyera’ del Barça. De primeras el Real Madrid partía como favorito, teniendo en cuenta su posición en LaLiga, pero la buena dinámica deportiva del Barça también daría que hablar. En caso de ganar el Barça se pondría por delante en la clasificación si contáramos solo la ‘era Xavi’. Sin embargo, el haber aguantado tanto tiempo en el banquillo a Koeman puede que sea suficiente para que el Real Madrid se corone campeón de la 21/22.

Primera parte para el Barça

Barcelona’s Uruguayan defender Ronald Araujo celebrates after scoring a goal during the Spanish League football match between Real Madrid CF and FC Barcelona at the Santiago Bernabeu stadium in Madrid on March 20, 2022. (Photo by PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP) (Photo by PIERRE-PHILIPPE MARCOU/AFP via Getty Images)

El partido empezaba brusco, con una entrada a destiempo de Militao a Ferran que sorprendente no acaba en amarilla, seguramente por el tiempo de la falta, en el segundo 28 de partido. Sorprendía Ancelotti al colocar a Modric como falso nueve en presión alta con Vinicius y Rodrygo a los costados, supliendo la función de Benzema. Esa situación colocó al Madrid como director de los primeros compases de juego Sin embargo, tras alguna ocasión clara del Madrid, empleándose al máximo ter Stegen, el dominio pasó a ser del Barcelona.

A partir del minuto 13, el Barcelona cogía confianza y empezaba a controlar todas las fases del juego. A partir de ese momento el Madrid pasaba a presionar con Kroos acompañando a Modric pero eso solo favorecía aún más el dominio de los culés. Tras una abundante posesión pero no mucha claridad de ocasiones Dembélé se deshacía de su marca y ponía un centro tenso que remataba con todo Aubameyang. 0-1 en el minuto 29.

A por el segundo gol culé

A pesar de los primeros diez minutos fueran para el Madrid, el Barça se había recompuesto de maravilla y no dejaba de pisar el acelerador, presionando constantemente la salida del Madrid y recuperando muy rápido tras pérdida. Al no tener un delantero referencia tanto Eric García como Piqué podían salir a ejercer presión en campo rival. Una de las ocasiones más claras se producen tras un gran pase en profundidad de Eric que rompe varias líneas merengues y deja solo a de Jong, que entregaba para Auba pero rechazaba muy bien Courtois.

La ocasión más clara llegaría justo después para Vinicius, aunque no solo no la aprovechó si no que simuló penalti. Un penalti que sorprendentemente pedía ostensiblemente el brasileño a pesar de no haber pasado absolutamente nada.

Para mayor decepción la jugada siguiente, dejando seguir correctamente el colegiado acababa con una gran jugada de Dembélé, que salía a córner. Con el Madrid aún pensando en los posibles once metros, Araujo saltaba por encima de todos y remataba a placer el 0-2 en el 38. Un Madrid muy poco reconocible que se desesperaba y perdía rápidamente el control del balón, durándole segundos la posesión.

Sentenciando el clásico

Barcelona’s Gabonese midfielder Pierre-Emerick Aubameyang celebrates after scoring a goal during the Spanish League football match between Real Madrid CF and FC Barcelona at the Santiago Bernabeu stadium in Madrid on March 20, 2022. (Photo by JAVIER SORIANO / AFP) (Photo by JAVIER SORIANO/AFP via Getty Images)

La segunda parte empezaba con cambios por parte del Madrid, demasiados tal vez, que desestabilizaron al equipo y casi acaba con el 0-3 en el primer minuto tras la reanudación. Sin embargo el tiro de Ferran se marchaba desviado tras quedarse totalmente solo ante el portero belga. Entraban Camavinga y Mariano por Kroos y Carvajal, haciendo que se tuvieran que mover todas las piezas. Camavinga donde Casemiro, este donde Alaba, moviendo al austríaco al lateral zurdo y por tanto a Nacho al lateral diestro. Valverde y Modric de vuelta a sus posiciones habituales fueron lo único con sentido.

El Barça no tardó en aprovechar el desajuste y tras la jugada clamorosa que falla Ferran, se resarcía colocando el balón en la escuadra, imposible para Courtois, tras una asistencia de tacón de Aubameyang. Tan solo cuatro minutos después marcaba otra vez el gabonés para poner el 0-4 definitivo. Primero siendo anulado por fuera de juego de Ferran, que le había devuelto la asistencia. Posteriormente validado tras verse en el VAR que Alaba habilitaba al de Goiós. Una definición de vaselina que los culés recordaran. A partir de ahí el partido siguió siendo un monólogo blaugrana, con ocasiones por doquier. Para el recuerdo de Dani Alves quedará este partido, su número 400 con los culés y el clásico 43 para Busquets, tan solo dos por detrás de Messi y Ramos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in FC Barcelona

WordPress Cookie Notice by Real Cookie Banner
A %d blogueros les gusta esto: