Connect with us

Getafe CF

¿Y si se cambia la actitud?

El Getafe afronta una de las crisis deportivas, por así decirlo, más preocupantes de los últimos años.

Los azulones se habían mal acostumbrado tal vez, a estar en mitad de tabla, con cierta tranquilidad. Pero este año, ese pensamiento está muy lejos de la realidad, y o se cambia el rumbo ya, o el barco se hunde.

De 13 jornadas, 33 puntos posibles, el Getafe tan solo ha conseguido 6 puntos. 3 empates, 1 sola victoria y 9 derrotas lleva el equipo azulón esta temporada.

Muchas palabras, pocos hechos
Una de las muchas cosas que se le echan en cara a los jugadores sobre todo, es la falta de actitud.

En los post partidos y las publicaciones en las redes sociales se escuchan y se leen muchas promesas, pero a la hora de verlo sobre el campo, parece que a los jugadores se les olvida lo que prometieron.

¿De qué vale decir “Somos los primeros que queremos sacar esto adelante” si luego en el campo demuestras lo contrario?

Son más bien pocos los jugadores azulones que se salvan en este catastrófico inicio de temporada. Y quizá sean ellos, los que se salvan, los que un día se acercaron a la grada del Coliseum a pedir perdón.

Mitrovic, Damián, Aleñá, Darío Poveda, Arambarri, Juan Iglesias, Florentino y Olivera, fueron los únicos que tuvieron la decencia, siendo claros, de acercarse a su gente, pidiendo perdón, y algunos entre lágrimas (como el caso de Damián Suárez).

El partido del Espanyol, como ejemplo a seguir
Hablando de actitud, el partido que más en cuenta se debería tener, es en el que precisamente se consiguió la única victoria hasta ahora de la temporada.

El Geta salió a ganar, salió a defender, y a dejarse todo por conseguir los tres puntos ante su gente. Y al final, aunque quizá con algo más de sufrimiento del que se mereció, viendo el partido, se consiguió la victoria.

Todos tienen rachas negativas, pero: ¿Por qué no salen así en todas las jornadas? Habrá partidos que se pierdan, y partidos que se ganen, o se empaten, pero hay maneras y maneras.

Ver al equipo dejarse todo sobre el campo, ayuda a creer que la permanencia es posible.  Pero en cambio, si se ve a un Getafe tan apático, con tantos fallos, como en los demás partidos, uno solo piensa en “Nos vamos a segunda”.

El partido que jugó el Getafe frente al Espanyol debería ser el espejo en el que el equipo azulón debería mirarse. Salir con ganas e intención de jugar, y no de esperar a ver qué pasa, es uno de los puntos importantes para lograr la permanencia.

Fuente: Getty Images

Recuperar anímicamente a algunos jugadores, importante
Aunque se le dé menos importancia, al fin al cabo, un equipo tiene que estar unido. Y cuando un jugador no se encuentra bien, el resto del equipo lo nota.

Hay varios jugadores señalados por la grada, que despiertan pasión cada vez que juegan, aunque no en el buen sentido. Uno de ellos podría ser David Timor, quién no está rindiendo ni mucho menos como se esperaba, y que ha tenido varios fallos graves en los pocos minutos que ha disputado.

Otro que depende del día, es Carles Aleñá. El catalán no pasa por su mejor momento, está siendo irregular, y al igual que te cuaja un buen partido, el siguiente desaparece.

Y hay otros que más que anímicamente, es físicamente. Por ejemplo, Vitolo y sus eternas lesiones, han lastrado al canario a recuperar las ganas por jugar, ya que sus primeros encuentros con el Getafe no fueron nada malos.

Olivera, Arambarri o Mata, son otros ejemplos de jugadores que están un escalón por debajo (o dos, incluso) de su nivel, y al final el equipo también lo nota.

Fuente: Getty Images

Aunque quizá sea más notable el bajo nivel de Djené. El central más completo del Getafe no está bien, y el equipo entero lo nota. O llega Djené, o no llega nadie. Y el problema es que no está llegando.

Recuperar a futbolistas que han sido importantes estas pasadas temporadas, es una de las metas que tiene que lograr Quique si quiere salva al equipo.

El Getafe debe darse cuenta en esta parón, que las cosas deben cambiar ya. Que la actitud debe ser otra, y que hay que empezar a demostrar más sobre el campo y menos fuera de él.

Las palabras y las promesas ya no importan cuando los resultados no llegan, y la afición azulona, empieza a dar por imposible una salvación.

Getafe, reacciona, y cambia el chip antes de que sea muy tarde.




Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Getafe CF

WordPress Cookie Notice by Real Cookie Banner
A %d blogueros les gusta esto: