Connect with us

Sevilla FC

Invictos, sí, pero sin victoria

Sevilla y Wolfsburgo empatan a uno en Alemania. Un golpe tempranero en la segunda mitad casi tumba al conjunto hispalense, que “salvó los muebles” gracias a Rakitic.

Reparto de puntos (justo, no justo, ya es cosa de cada uno) entre el Sevilla y el tercer clasificado del fútbol teutón, el Wolfsburgo. El conjunto dirigido por Julen Lopetegui se presentó a este partido, segundo de esta fase de grupos de la Champions, como tercer clasificado del campeonato liguero y buscando la primera victoria en la máxima competición continental tras empatar a uno en el Pizjuán contra el Salzburgo. El conjunto alemán, venido a menos tras su mejor inicio en Bundesliga de la historia, buscaba también desquitarse del empate contra el Lille (1-1).

La primera parte, que concluyó con resultado “a gafas”, nos dejó varios puntos de interés: el arbitro búlgaro, Georgi Kabakov, optó por cortar por lo sano desde el principio y solo necesitó de 40 segundos para sacar su primera amarilla. Al final de los primeros 45 minutos ya llevaba cuatro. Suso aún busca llegar a su estado óptimo de forma, sí; lo intenta, sí; pero no lo consigue. Muy perdido en el campo y, por momentos, incapaz de engancharse. Prueba de ello fue la amarilla que le mostraron a los 24 minutos de partido. Cuando esté bien será una punta de lanza, pero por ahora anda mellado. El debut de Rafa Mir en Champions por la sanción (y si no la hubiera, por la lesión) de En-Nesyri, empañado por la falta de un gol que le hubiera sabido a oro tanto a él como al equipo. Y por último, la lesión de Acuña, siempre importantísimo en los esquemas de Lopetegui.

A la vuelta, ya con Rekik en el campo por el sustituido Acuña, llegó el golpe: despiste defensivo entre Koundé y Navas en un centro lateral que Steffen aprovecha, chutando a placer en el área chica. 1-0, y lo mejor era que solo corría el minuto 48. O eso podíamos pensar. La realidad, siempre presente, fue que el Sevilla encajó mal el gol en contra ― gol “con efecto anímico negativo” como les dicen ― y el Wolfsburgo aprovechó la ocasión para anestesiar al rival. Con un tiro a puerta les había bastado para ponerse por delante, y ahora tocaba rentabilizarlo. Incluso pudieron ser más, de no ser por la actuación brillante, una vez más, de Fernando y por una parada de Bono a los 71 minutos.

Lo que pudo ser, y no fue, debieron de pensar los alemanes. En el minuto 84, y tras chequearse en el VAR un penalti dudoso, el VAR volvía a entrar en acción: plancha (discutible) de Guilavogui sobre Lamela, penalti y segunda amarilla para el local. Rakitic, como ante el Salzburgo, agarró el balón y lo mandó a la red. Era el empate a falta de 5 minutos del final.

Y lo que pudo ser, y no fue, debieron de pensar los pupilos de Lopetegui cuando en el alargue el “Papu” Gómez centraba al área, la pelota se envenenaba y daba en el palo. Exacto, esa típica pelota que siempre toca y entra. Menos esta vez. Al final, reparto de puntos en el Volkswagen Arena en un partido que pudo ser de todo. El Sevilla sale invicto, sí, pero sin victoria aún en esta Champions. Tocará buscarla ante el Lille.

ONCE INICIAL SEVILLA: Bono; Acuña, Koundé, Diego Carlos y Navas; “Papu” Gómez, Jordán y Fernando; Ocampos, Suso y Rafa Mir.

ONCE INICIAL WOLFSBURGO: Casteels; Roussillon, Bornauw, Lacroix y Mbabu; Arnold, Lukebakio y Guilavogui, Steffen, Baku y Weghorst.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Sevilla FC

WordPress Cookie Notice by Real Cookie Banner
A %d blogueros les gusta esto: